SEGUIR POR MAIL

domingo, 12 de junio de 2011

¿Qué es la fotografía?

La luz es la materia prima de la fotografía. De hecho, fotografía significa "escritura con luz". Sin luz sería imposible hacer una fotografía o verla. El reflejo de la luz en los objetos hacia nuestros ojos y lentes es lo que hace que sean visibles por el hombre o registrables por el cámara.
Un fotógrafo no es más que un ladrón de la luz, cuya máxima es hacer eterno y material la fugacidad de la imagen. Fotografiamos reflejos de luz. Susan Sontag dijo: "Lo que no se fotografía no existe".

El origen de la fotografía se encuentra en la cámara oscura, así como en el deseo del hombre de capturar y conservar imágenes. En el siglo XVI se le incorpora a la cámara oscura una lenta convergente en lugar del pequeño orificio. A comienzos del siglo XIX, se estudian sustancias fotosensibles, que reacciona al se expuestas a la luz, siendo el mayor interrogante como detener la reacción química, ya que las sustancias terminaban por ofrecer una superficie monocolor. Niépce entre 1816 y 1829 obtiene las primeras fotografías sobre positivo. Pero es en 1839, cuando la fotografía se presenta al público por dos vías muy distintas. Por un lado la extraña cooperación de los franceses Niepece y Daguerre, este último aficionado a crear espectáculo, que da lugar al daguerrotipo, también conocido como el “espejo con memoria, o espejo que recuerda”, un cristal sobre el que se impresionaba las imágenes, y del que no se puede obtener copias, por ello son únicos e irrepetibles. Por otro lado, el inglés Talbot, miembro del parlamento, aristócrata y científico, aficionado a la pintura, pero muy mal dibujante, el cual inventa el primer negativo, desde el cual puede extraerse copias. Esta facultad, la reproducción, hace que una fotografía pueda extenderse por todo el mundo.
La fotografía se presenta como un medio para reproducir fielmente paisajes, y retratos sin necesidad de pinceles. En un primer momento, la fotografía se presento como un espectáculo. Se trataba de una herramienta de apoyo a los pintores, que podían utilizarlo como elemento para crear bocetos precisos en pocos minutos, a científicos, arquitectos, y como prueba o registro documental. Pronto las pocas personas que conocían los secretos de la fotografía, encuentran en los retratos un gran negocio, se hacen comerciales y empresarios, y aprovecharon el anhelo del ser humano de sentirse importante e inmortalizado. Se popularizaron entre los pudientes las tarjetas de visita con retrato.
En 1888, el americano Eastman lanza la cámara Kódak, introduciendo el carrete fotográfico que sustituye a las placas de cristal utilizadas hasta el momento. Con el lema “usted aprieta el botón, nosotros hacemos el resto” popularizo la fotografía, al comercializar una cámara accesible a todo el mundo y de fácil manejo. A partir de este momento, cualquier persona puede tomar una fotografía.
Una fotografía es el resultado de una doble decisión, el encuadre, que elementos vamos a incluir en la fotografía y vamos a dejar fuera, por otro lado el momento en el que se toma la fotografía, en ella decidimos que instante del fluir de esos elementos es el que vamos a registrar para la eternidad. De esta forma el fotógrafo le dice al espectador que ha robado al tiempo y el espacio para su deleite.
Henri Cartier-Bresson nos dejo la cita: "Tomar una fotografía es alinear la cabeza, el ojo, y el corazón. Es una forma de vida." Juan Carlos del Río, nos ha dejado dos bellas citas. La primera nos dice: "Con la plena consciencia del momento presente, cada instante se convierte así en 'aquí y ahora', y cada respiración se transforma así en un momento mágico". La segunda cita, tan bella como cierta no dice: "La luna es la luna, un charco es un charco; pero una fotografía, como todos nuestros pensamientos, tan solo son el reflejo de la luna en ese charco".
Pero la importancia de la fotografía la encontramos en las palabras de ganador del Premio Nobel Bernad Shaw, que dijo: “cambiaria todos los cuadros de Cristo por una fotografía”.

No hay comentarios: