SEGUIR POR MAIL

lunes, 31 de mayo de 2010

congelamiento de la imagen






Mostrar el movimiento mediante una fotografía en la que el motivo aparezca desdibujado resulta altamente efectivo y de una gran fuerza expresiva. Este tipo de fotografías suelen sorprender al espectador, ya que la gran mayoría de aficionados buscan siempre la opción de congelar el movimiento. También aquí deberás ensayar hasta aprender a disparar la cámara con una fracción de segundo de anticipación al instante preciso.

En este tipo de técnica el uso del trípode puede resultar imprescindible. Gracias al trípode como soporte de cámara, podrás ajustar una velocidad de obturación lenta para captar el movimiento del motivo, mientras el resto de la escena aparece perfectamente quieta y nítida.

Las escenas en las que existe movimiento pueden ser un excelente campo de experimentación. En la primera fotografía se ha disparado la cámara en el momento en que las personas descienden del tren suburbano. Las figuras aparecen desdibujadas, transparentes y con formas fantasmagóricas. La escena urbana, con luz crepuscular, permite captar el ligero movimiento de las palmeras con cierta dosis de misterio.


No hay comentarios: