SEGUIR POR MAIL

jueves, 4 de junio de 2009

LAS TARJETAS

Con el meteórico incremento de prestaciones que están viviendo las cámaras digitales, las imágenes captadas por este medio son cada vez de mayor resolución y calidad. Y es que, en poco tiempo, las cámaras han pasado de ofrecer una resolución de imagen VGA (640x480) a una alta calidad de 2 a 3 megapíxeles.

Ello se traduce en archivos cada vez más voluminosos, que idealmente deben gestionarse con la máxima rapidez y agilidad. Es aquí donde las tarjetas de memoria se convierten en un factor clave en el equipo del fotógrafo: por su importancia, merecen un capítulo aparte en cualquier curso de imagen digital.

Las tarjetas de memoria: el "negativo" de la imagen digital.

El film digital: opciones actuales

 

SmartMedia.

Popular sistema de almacenamiento empleado en numerosas cámaras digitales del mercado. Exteriormente, su aspecto recuerda al de un clásico disquete de ordenador. Su capacidad se extiende, por lo general, en una gama que va desde los 8MB a los 64MB. Se emplea en múltiples dispositivos audiovisuales: tanto sirve para captar imágenes con una cámara digital como, por ejemplo, grabar música para reproductores MP3.

 

 Tarjeta SmartMedia:

 

Memory Stick.Tarjeta de almacenamiento de reducido tamaño y reciente implantación en el mercado. Su capacidad oscila, según los casos, entre 16 y 64MB. Se emplea tanto en videocámaras digitales como en fotografía digital, así como en reproductores de audio MP3.

 

 Memory Stick

 Tarjetas MultiMedia.

 Versátil sistema de almacenamiento cuya capacidad oscila, como en el caso anterior, entre los 16 y los 64MB. Sus múltiples aplicaciones incluyen cámaras digitales, vídeo digital o teléfonos móviles, entre otros.

 Las tarjetas CompactFlash

 De entre todas las tarjetas de memoria para cámaras digitales, destacan las tarjetas CompactFlash, por su gran capacidad de almacenamiento (en ciertos casos, más de 250 Mb de capacidad, e incluso pueden llegar hasta 1Gb) y por la notable velocidad de transferencia que ofrecen.

 

Dichas tarjetas emplean una tecnología (sistema Flash) distinta a la de los soportes magnéticos clásicos en el mundo de los ordenadores: ello comporta algunas diferencias con los soportes tradicionales, como, por ejemplo, el hecho de que en los soportes Flash los datos ya grabados deben borrarse antes de grabar nuevos datos en la tarjeta.

Cuando conectas al ordenador una cámara dotada con tarjeta CompactFlash, el software te permite acceder a las imágenes almacenadas como si de un disco duro adicional se tratara. De este modo, puedes acceder a la información de la tarjeta directamente desde el administrador de archivos de tu ordenador, sin necesidad de descargar previamente las imágenes.

Se puede acceder a la cámara digital directamente desde el administrador de archivos.

 

Velocidad de las tarjetas:

 El proceso de captura en una cámara digital se compone de tres fases: la lectura de la imagen por parte del CCD, el procesado de la información por parte de la cámara y la posterior grabación de dicha información en la tarjeta de memoria. Los dos primeros pasos dependen estrictamente de la cámara en sí, mientras que el tercero depende en gran medida de las características de la tarjeta.

L a velocidad de grabación de las tarjetas CompactFlash se expresa mediante un número (4, 8, 10 ó 12) y el signo de multiplicación (x). Naturalmente, a mayor velocidad de la tarjeta menos tiempo tendrás que esperar entre captura y captura .

Lector de tarjetas CF incorporado como "disquetera" en un ordenador PC y unidad de lectura portátil que sirve para descargar las imágenes en cualquier ordenador (previa instalación del software de la cámara digital).

Tamaños respectivos en píxeles (anchura y altura) para las distintas configuraciones de captura disponibles en la Coolpix 990.

Tipos de compresión disponibles en la Coolpix 990.            

Esta escena ha sido capturada con una cámara digital en dos versiones: con la máxima calidad de compresión (HIGH) y con la mínima (BASIC). En las ampliaciones de un mismo fragmento de la imagen se aprecian las diferencias debidas a la compresión: en el primer caso, los píxeles no siguen ninguna disposición arbitraria (por así decirlo, se presentan "tal y como el CCD los captó"). En el segundo caso, la presencia de un patrón de formas cuadradas revela la compresión en paquetes de datos sufrida por la imagen al guardarse en formato JPG de baja calidad.

 

No hay comentarios: